El dirigente social fue el principal orador en un acto frente al predio de La Rural, en respaldo al Proyecto Artigas y en medio de la disputa de los hermanos Etchevehere,

Un grupo de manifestantes se concentraron este lunes frente al predio de La Rural en el barrio porteño de Palermo para respaldar el Proyecto Artigas que impulsa el dirigente social Juan Grabois, en medio del conflicto en torno a la propiedad del establecimiento rural Casa Nueva de la localidad entrerriana de Santa Elena, que divide a la familia Etchevehere.

“No nos van a quebrar, no le tenemos miedo y vamos a seguir dando la batalla”, exclamó Grabois al hablar en el acto.

El dirigente social dijo el predio palermitano fue “regalado” durante la Presidencia de Carlos Menem y “por eso fueron condenados los políticos, pero los empresarios siguen libres y siguen ocupando el lugar”.

El referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) agregó: “Vinimos a defender el Proyecto Artigas, que fue uno de los que soñó con una patria grande donde la tierra sea del que la trabaja”.Más en Home

La movilización tuvo lugar en momentos en que ese programa se intenta poner en marcha en un campo entrerriano disputado por los hermanos Etchevehere, en medio de una pelea judicial.

Grabois, en calidad de abogado de Dolores Etchevehere, había calificado como “muy contundente, hermoso y con sabiduría de pueblo” al fallo de la justicia entrerriana de no hacer lugar al pedido de desalojo del campo en disputa entre los hermanos de la familia Etchevehere.

Por su parte, Dolores Etchevehere, hermana del ex ministro de Agroindustria del macrismo Luis Miguel Etchevehere, con quien mantiene una disputa por la propiedad de tierras en el municipio entrerriano de Santa Elena, insistió en denunciar “el clima violento” que se da frente a la propiedad que reclama como propia y se preguntó “por qué molesta tanto” su postura.

“Me dio pena ver a un ex ministro debajo de un toldo pero con gente que lo vitoreaba con los pies en el barro”, ironizó Dolores Etchevehere sobre el acto de ayer de sectores que apoyan a sus hermanos varones, y consideró que esos respaldos “son para que los estudie un sociólogo o un antropólogo”.