Manifestantes organizados por redes sociales y sectores opositores se agruparon en Talcahuano 550 con banderas argentinas y cacerolas para rechazar el proyecto de reforma judicial que se debate en el Congreso nacional.

Autoconvocados y opositores protagonizaron el jueves una marcha de antorchas frente al Palacio de Tribunales, en el microcentro porteño, con expresiones a favor de la “independencia” del Poder Judicial, bajo la consigna “La luz por la República”.


Los asistentes a la protesta también rechazaron la suspensión de los traslados de los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos necesarios acuerdos que marca la Constitución Nacional no fueron aprobados por el Senado y que entonces deberán regresar a sus juzgados originales.