El senador nacional encabezó un encuentro virtual denominado “Hacia la construcción de un radicalismo protagonista”, participaron también el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. Contó también con la asistencia de Federico Storani y Juan Manuel Casella.

El senador nacional Martín Lousteau bregó por la construcción de un radicalismo que sea capaz de abrirse “a la gente, los dirigentes y los liderazgos para ser capaz de transformar la realidad”, durante un encuentro partidario en el cual se lanzó una línea que competirá en las elecciones internas que se harán el 11 de octubre en provincia de Buenos Aires.

“Tenemos que volver a nuestros orígenes y entender que radicalismo viene de raíz. Somos el partido que hizo una revolución para terminar con un régimen y ganar el voto universal para los hombres. Somos la fuerza que recuperó la democracia y debemos proponer un camino”, señaló Lousteau al encabezar esta reunión partidaria por la plataforma zoom.

En este encuentro, denominado “Hacia la construcción de un radicalismo protagonista”, participaron también el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quien se propone liderar este espacio interno en el territorio bonaerense, y otros referentes de la fuerza en el distrito.

El acto contó además con las adhesiones de dos dirigentes históricos de la Unión Cïvica Radical (UCR) como Federico Storani y Juan Manuel Casella.

Con críticas hacia la conducción nacional y provincial de la UCR, que encabezan Alfredo Cornejo y Daniel Salvador, Lousteau consideró que el radicalismo debe ser “no el esqueleto, si no el corazón de Juntos por el Cambio”.

“Debemos ser capaces de abrirnos a la gente, los dirigentes y los liderazgos. Para eso, la UCR debe ser un partido fuerte en la provincia. Para poder transformarla y así cambiar también al país cuando se acceda al gobierno”, señaló el economista.

Por su parte, Posee aseguró que desde esta línea se pretende construir un partido que “tenga internas, en el cual haya no haya expulsados, y que reclame que se realicen PASO” en Juntos por el Cambio.

“Estamos llamados a ampliar la base de ese 41 por ciento que votó a Juntos por el Cambio en las pasadas elecciones. Pero debemos proponernos una agenda de gobierno. Mantenernos en nuestra tradición socialdemócrata y críticos con el neoliberalismo. Debemos sostener esos postulados”, remarcó Posse.