La medida de fuerza se debe a una interna dentro de la UTA y está liderada por una agrupación interna del sindicato enfrentada al actual secretario general del gremio, Roberto Fernández.

Un sector disidente de la conducción de La Unión Tranviarios Automotor (UTA) dispuso para hoy un paro por 24 horas de los en unas 80 líneas que pertenecen al Grupo DOTA, que tienen sus recorridos en la Ciudad, la provincia de Buenos Aires y el Interior.

La medida de fuerza, dispuesta contra “la precarización y la desocupación”, es impulsada por la Agrupación Juan Manuel Palacios, que capitanea Miguel Angel Bustinduy.


El paro afectará a las líneas 5, 6, 7, 8, 9, 10, 20, 21, 23, 24, 25, 28, 31, 44, 50, 51, 56, 57, 74, 76, 79, 84, 91, 99, 101, 106, 107, 108, 117, 130, 135, 146, 150, 161, 164, 168, 177 y 188, entre otras.


“El gobierno nacional parece ignorar las necesidades alimentarias, familiares y laborales de cada conductor”, aseguran desde esta facción del gremio, en referencia a las autoridades nacionales.


El dirigente Miguel Bustinduy de la Agrupación Juan Manuel Palacios, enfrentada a la actual conducción de la UTA, dirigida por el histórico dirigente Roberto Fernández.


La medida de fuerza de la agrupación opositora en la UTA promete afectar mañana el servicio de pasajeros de unas 80 líneas de colectivos en la zona metropolitana, una medida que además se extenderá al interior del país.


Bustinduy fue quien encabezó los graves incidentes que se produjeron en diciembre de 2019 en la sede del sindicato.