El macabro asesinato fue descubierto ayer y en horas de la noche fue capturado un hombre de 36 años.


La policía llegó al lugar instantes después junto a una unidad de bomberos voluntarios de El Palomar, aunque el deceso ya se había producido y el fuego ya había abarcado a cerca del 80% de los restos de la mujer. Pudo ser reconocida por un tatuaje en el omóplato derecho.

Las fuentes relataron además que el cuerpo de la mujer tenía una correa de una cartera alrededor del cuello y los indicios señalan que el sitio donde se halló el cadáver no sería el mismo del lugar del crimen.


En el lugar se encontraron además un encendedor, una franela color naranja y un trapo embebido en nafta, que fueron secuestrados por peritos y llevados a la DDI de Morón.


La investigación se encuentra radicada en la fiscalía 1 de Morón, a cargo del fiscal Leonardo Lissa, desde donde se dispusieron diversas medidas tendientes a esclarecer el crimen, entre ellas la autopsia.