La joven fue trasladada por un vecino en un auto particular al hospital de Ezeiza, donde quedó internada en grave estado.


“Le perforó un pulmón, 18 puñaladas delante de sus hijos, ahora ella está con oxígeno porque no puede respirar por sí sola”, añadió su amiga.


En tanto, Vega fue llevado al mismo hospital, donde fue operado y luego dado de alta, por lo que quedó alojado en la comisaría 5ta.


El hecho fue carátulado como “tentativa de femicidio y tentativa de suicidio”.