El pasado 30 de abril Facundo Castro había viajado desde Pedro Luro rumbo hacia Bahía Blanca. La Policía de la provincia lo habría detenido por una presunta violación al aislamiento obligatorio. No se supo más nada de él. Hay una denuncia.
El pasado 30 de abril, Facundo Castro salió de Pedro Luro rumbo a Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires.

Según una denuncia del CELS, la policía de Buenos Aires lo detuvo en un retén. “Desde ese día está desaparecido”, afirma el organismo.

El juzgado federal 2 de Bahía Blanca, a cargo de María Gabriela Marrón, aceptó a la madre de Castro, y a sus abogados, como querellante en la causa que investiga la presunta desaparición forzada del joven. Su familia presentó una denuncia penal por desaparición forzada y pidió que se aparte a la Bonaerense.

“Los agentes de la citada fuerza de seguridad (policía bonaerense) podrían haber obrado abusivamente respecto de Astudillo Castro, lo que promovió que se lleve adelante una pesquisa en este fuero por un hecho de violencia institucional”, dice la resolución que publicó Página/12.

Su familia presentó una denuncia penal por desaparición forzada y pidió que se aparte a la Bonaerense. También fue tomada como querellante la Comisión Provincial por la Memoria.

La jueza afirmó que, “según lo denunciado, el último contacto que mantuvo Facundo con su madre, Cristina Adriana Castro Alaniz, fue el día 30 de abril de 2020 vía telefónica, al ser aprehendido en Mayor Buratovich, por personal de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, por una presunta infracción al artículo 205 del Código Penal (que penaliza a quien viole las medidas dispuestas para impedir la propagación de una epidemia) y del DNU 297/2020”.

La magistrada agregó que “luego de ello, se inició una causa penal en la justicia departamental local”.

“No obstante, los familiares de la presunta víctima habrían detectado serias inconsistencias y contradicciones, entre los testimonios recabados en la pesquisa referida; todo lo cual hace sospechar que los agentes de la citada fuerza de seguridad podrían haber obrado abusivamente”, agrega el fallo.

Marrón afirmó que “los supuestos autores aún no se encuentran individualizados”, pero aclaró que “se investiga un supuesto de privación ilegítima de la libertad agravada”, porque los sospechosos son policías.

En este sentido, delegó la investigación en la fiscalía a cargo de Santiago Martínez Ulpiano.

“Es falso que Facundo haya estado en Bahía Blanca, pedimos la urgente incompetencia del juzgado y fiscalía provincial, y si en todo caso van a hacer medidas de búsqueda que sea con fuerzas federales”, le dijo a Página/12 el abogado Leandro Aparicio, que representa a la familia del desaparecido.