La semana pasada en su primer sesión virtual el Concejo Deliberante por mayoría aprobó una ordenanza que prohibía la utilización de cámaras fotográficas, celulares grabadores, filmadoras o cualquier instrumento que fotografiara o grabara en clínicas, hospitales y cementerios.


La mencionada ordenanza estaba dentro de los parámetros del Covid-19 e intentaba no mostrar situaciones alarmantes de los pacientes internados para no invadirlos ni a ellos ni a sus familias.


Según comentaron fuentes cercanas al ejecutivo local “la ordenanza habría sido preparada en febrero e ingresó en estos tiempos , pero en ningún momento se intentó censurar “.


En esta semana el Concejo deliberante recibió dos nuevas notas, una el veto de la ordenanza y otra, del bloque de Cambiemos (nota escrita el Dr. Luciano Gómez Alvariño y acompañado por sus pares )solicitando el veto de la misma.
Este pedido por lo que esta redacción a podido informase, la nota ya no tendría motivo de ser, ya que la ordenanza de ser aprobado por el poder legislativo quedaría sin efecto.


Las redes sociales se hicieron eco de lo sucedido y muchos creen que se pretendía censurar mientras que otros consideraron que tenía una buena intención pero como estaba desarrollada la ordenanza era mala ya que no sostenía el tiempo ni el alcance de la prohibición y estaba por sobre una ley constitucional.