El gobierno bonaerense aprobará “mayores restricciones” a la circulación y las actividades permitidas en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), si persiste “la tendencia actual” de incremento de casos y muertes por coronavirus (Covid-19) en esa zona.

Una fuente del Ejecutivo provincial precisó que esa fue la postura consolidada en la reunión mantenida en la Quinta de Olivos con el presidente de la Nación Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Tomamos al AMBA como espacio único”, expresó la fuente, en el sentido de que la medida que se adopte debe ser consensuada, ya que afectará a todos los habitantes de la Ciudad y de los 40 municipios del territorio bonaerense que componen esa área.

Se remarcó el objetivo de “restringir al máximo el uso del transporte para los trabajadores esenciales”, agregó la fuente sobre el contenido del encuentro y agregó que otras de las prioridades trazadas fue la de “administrar el número de camas disponibles”.

La semana pasada, Kicillof se reunió en la Gobernación bonaerense con Rodríguez Larreta para evaluar medidas, ante el incremento de casos de coronavirus en la región del AMBA.

Tras ese encuentro, ambos expresaron su preocupación por el incremento de casos y la velocidad de los contagios y advirtieron que si la situación persistía iban a tener que endurecer el aislamiento y retroceder a Fase 1.