El ministro de Educación fue categórico en el marco de una pandemia que aún no tocó su pico máximo de contagios en Capital y Gran Buenos Aires.

Al respecto, puntualizó que Jujuy, Catamarca y San Juan, entre otros distritos, podrían avanzar con el regreso de la educación rural algunas semanas antes, siempre y cuando se avance con los protocolos que permitirían “disminuir la posibilidad de algún contagio”.


“Estamos trabajando a paso firme con todos los actores del sistema educativo, con provincias, universidades, organizaciones sindicales, estudiantes y el campo epidemiológico en el desarrollo de protocolos que permitan garantizar la posibilidad de minimizar contagios”, explicó Trotta en diálogo con Futurock.


Según aseveró, entre las medidas preventivas “que tienen que garantizarse” en los colegios está “la preparación de los docentes, los no docentes y estudiantes” ya que “un componente central es lograr disminuir los lógicos temores que tiene la sociedad frente al regreso” a clases.


El ministro dijo que va a ser una escuela “distinta a la de marzo” en la que posiblemente se escalone la concurrencia dado que “va a haber que dividir las aulas” y “en caso que no se pueda, se va a poner el foco en los que están terminando nivel, ya sea primario o secundario”.


Respecto a las grandes ciudades, la problemática no sólo radica en lo que sucede en los colegios y universidades, sino también en el transporte público, por lo que también se podrían diferir los horarios para no sobrecargar esos espacios.


En ese sentido, el ministro dijo que “es imposible imaginar un regreso” en el AMBA, ya que de las tres condiciones impuestas para el cuidado de la salud que son “bajo nivel de circulación, protocolos, escuelas listas y consensos, no se cumple el primer elemento