Los servidores públicos están infectados con coronavirus y el establecimiento quedó cerrado para su desinfección. Todos se encontraban asintomáticos y en buen estado, según describieron desde el cuartel.

El cuartel de bomberos de General Pacheco cerró para ser desinfectado luego de que seis rescatistas dieran positivo en la prueba de coronavirus, por lo que se activaron los protocolos frente a esta enfermedad.
Se trata de seis efectivos de Cuartel 2, ubicado en Ruta 197 y Saladillo, en el barrio Almirante Brown, por lo que el municipio de Tigre aplicó el aislamiento necesario para estos casos.

“Según estudios realizados a 8 efectivos de este establecimiento, al momento solo 6 han reportado resultado positivo”, explicaron los bomberos en un comunicado.

Y añadieron: “Para tranquilidad de familiares y allegados, los mismos se encuentran asintomáticos y en buen estado, recibiendo permanentemente control médico por parte del Municipio de Tigre”.