Nicolás Trotta, auguró que se podría aspirar a tener un regreso a clases bastante importante “en todas las provincias que estén en fase cinco”.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, dijo que si se llegan a acuerdos con los distintos actores de la comunidad educativa y se cumplimentan los protocolos necesarios para hacerle frente al coronavirusse podría aspirar a tener un regreso a clases bastante importante “en todas las provincias que estén en fase cinco”.

Pero al hablar del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), en cambio, admitió que esa posibilidad “es imposible imaginar” en la actual etapa.

El titular de la cartera educativa nacional mencionó que algunas jurisdicciones, entre ellas Jujuy, Catamarca y San Juan, se podría avanzar con el regreso de la educación rural algunas semanas antes, siempre y cuando,  estén los protocolos que permitirían “disminuir la posibilidad de algún contagio”.

En ese sentido, en diálogo con FutuRock, Trotta aseguró que desde el Ministerio se encuentran trabajando “a paso firme” con todos los actores del sistema educativo, provincias, universidades, organizaciones sindicales, estudiantes y el campo epidemiológico para avanzar en el desarrollo de protocolos “que permitan garantizar la posibilidad de minimizar contagios” de Covid-19.

Según detalló el ministro, entre las medidas preventivas “que tienen que garantizarse” en los establecimientos está la preparación del personal docente, no docentes y de los estudiantes porque “un componente central es lograr disminuir los lógicos temores que tiene la sociedad” frente al regreso a clases.

El Gobierno analiza la implementación de un módulo excepcional para que el año que viene puedan recuperar parte de los contenidos que no les fueron dictados en el marco de la cuarentena y así completar los 14 años de educación obligatoria.

El funcionario también anticipó que la escuela, una vez que se levante la cuarentena, será “distinta a la de marzo”. Habló de la posibilidad de que se escalone la concurrencia porque “va a haber que dividir las aulas” y “en caso que no se pueda, se va a poner el foco en los que están terminando nivel, ya sea primario o secundario”.

Respecto a los grandes centros urbanos, Trotta resaltó que la problemática no sólo radica en lo que sucede en los colegios y universidades, sino también en el transporte público. Por ello, también se podrían diferir los horarios para no sobrecargar esos espacios.

En este punto fue que el ministro dijo que “es imposible imaginar un regreso” en el AMBA, ya que de las tres condiciones impuestas para el cuidado de la salud que son “bajo nivel de circulación, protocolos, escuelas listas y consensos, no se cumple el primer elemento”.