La encuesta, además, muestra que el “68% tiene menos ingresos o dejó de percibirlos“. 

Por su parte, Gervasio Muñoz, de Inquilinos Agrupados, manifestó que “hace 5 años venimos planteando la necesidad de una ley de alquileres para la Argentina. 

Necesitamos que esta semana se vote la ley en el senado y se extienda el decreto hasta marzo del año que viene. Somos 9 millones de inquilinos e inquilinas que esperamos alquilar de forma justa.

 Hace 36 años que el Congreso no discutía una ley de alquileres. Las organizaciones estamos logrando una ley histórica”.


Otro incumplimiento que se ve es que a pesar de la obligatoriedad que fija el DNU 320/2020 a pagar mediante CBU “un 44% de los inquilinos debió pagar en efectivo el alquiler”.


El 67% dijo estar endeudado o recibiendo ayuda de algún familiar.

 Es fundamental entender que la necesidad de extender el decreto 320/20 es fundamental para evitar una crisis habitacional que deje a miles de familias en la calle.


Por último, el 33% de los encuestados manifestó haber sufrido algún tipo de violencia por parte de las inmobiliarias o propietarios.