La apertura se hará efectiva este viernes en restaurantes y bares y desde el lunes en gimnasios, medida que incluye también la práctica de tenis, golf y paddle.

El gobernador de San Juan, Sergio Uñac, dispuso hoy por decreto que los gimnasios, la práctica de tenis, golf y paddle volverán a la actividad el próximo lunes, y lo mismo ocurrirá con restaurantes y bares que abrirán el viernes, todos bajo un estricto protocolo sanitario, como parte de la flexibilización de la cuarentena.

“Los gimnasios abrirán desde el lunes entre las 7 y las 20 horas y durante la mañana podrán asistir los adultos mayores”, explicó al respecto el secretario de Deportes de San Juan, Jorge Chicca. Además, habrá controles sanitarios al azar entre los concurrentes.

El funcionario apuntó que “cada turno durará un máximo de una hora y entre cada uno habrá 15 minutos sin clientes, para que los encargados puedan desinfectar el edificio y las máquinas”.

A la vez, los gimnasios deberán seguir un protocolo que establece distanciamiento social, el uso de elementos de higiene personal individuales, la imposibilidad de habilitar los vestuarios y limitaciones en la capacidad de cada local, y “se activará una plataforma en la que cada gimnasio deberá consignar los datos de las personas que hayan estado en cada turno”.

La idea es “poder tener una trazabilidad y cada 15 días, hacer un peinado de esos datos y establecer testeos de coronavirus a las personas que hayan asistido”.

Simultáneamente “volverán el lunes actividades al aire libre como el golf, el paddle y el tenis”, que se suman a las de ciclismo, mountain bike, running, trekking y caminatas saludables que se habían habilitado la semana pasada.

En tanto, desde el viernes reabrirán al público los bares, restaurantes y lomotecas de la provincia que tuvo solo 5 casos de coronavirus, con fuertes restricciones, después de 85 días inactivos. Los locales de comidas funcionarán con reservas previas de domingos a martes hasta las 20 y de miércoles a sábado hasta la medianoche.

La actividad gastronómica está parada en San Juan desde el 12 de marzo, antes del inicio del aislamiento social obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional ocho días después, y hasta ahora pocos locales trabajaban con delivery.

Con respecto a la apertura de locales gastronómicos, se anunció que se llevará un registro de asistentes para fines epidemiológicos, de modo que en el caso de detectarse algún cliente infectado puedan hallarse de manera rápida quienes concurrieron el mismo día para hacer el seguimiento correspondiente.

También se reemplazarán las cartas tradicionales por elementos descartables y habrá letreros en las paredes con códigos QR para que los comensales los descarguen del celular y puedan abonar lo consumido.

Según el protocolo aprobado, los comensales sólo se podrán quitar el barbijo para comer, se eliminarán los lugares de uso común como los “salad bars” (rincones para ensaladas) y los sectores de juegos para los niños.

Además, finalizado el turno de la reserva, se desinfectará la vajilla y todas las superficies que estuvieron en contacto con los clientes, como sillas y mesas, para luego preparar todo para el siguiente turno.

Finalmente, la basura que se genere con la reapertura al público de los locales comerciales deberá disponerse en bolsas plásticas gruesas, que se llenarán hasta las 3/4 partes de su capacidad, cerradas con un nudo ciego y desinfectadas.