El pasado 21 de mayo la Cámara de Diputados aprobó y pasó al Senado el proyecto de educación a distancia para los menores de 18 años, la cual ya se está aplicando en el contexto de suspensión del ciclo lectivo por la pandemia de coronavirus.

Esta iniciativa, que modifica el artículo 109 de la Ley nacional de Educación, hace que se reconozcan a las computadoras como herramientas de trabajo indispensables para la conexión virtual con los/las alumnos/as.

El Ministro Nicolás Trotta hizo recientemente hincapié en la importancia del acceso a la tecnología y anunció que habría créditos para docentes que no cuenten con computadora.

En ese sentido, insistimos con la demanda que realizamos el 5 de mayo a DGCyE. Es obligación indelegable del Estado proveer a sus trabajadoras/os docentes con las herramientas de trabajo, como es en este caso tan evidente con la provisión de notebooks que tengan una renovación y actualización acorde a las necesidades.

Se trata de INSUMOS INDISPENSABLES para la enseñanza, cuya importancia ya fue reconocido y su distribución implementada durante el Plan Conectar Igualdad, que tuvo el fin de reducir la brecha digital, educativa y social.

Es momento de asignar prioridades. Los docentes no podemos ni debemos endeudarnos ni someternos a penurias para contar con un equipo que pueda ayudar a garantizar la continuidad pedagógica.

Solicitamos en consecuencia se implemente a la brevedad posible por parte del Gobierno provincial un programa de provisión de notebooks para docentes, dado que son herramientas imprescindibles para garantizar el dictado de clases online.