Cerca de una veintena de adultos mayores alojados en el “Apart Incas” fueron trasladados a distintos centros sanitarios, luego que se detectaran siete casos confirmados de Covid-19, según un reporte de la policía de la Ciudad.



El geriátrico “Apart Incas” situado en el barrio porteño de Belgrano, fue desalojado esta noche al detectarse 16 adultos mayores y tres empleados con coronavirus, por lo que fueron trasladadas a distintos centros de salud mientras el establecimiento fue clausurado y “se evaluarán acciones penales”, informaron fuentes de Salud del gobierno porteño.

Ambulancias del Same retiraban a los adultos mayores en camillas y con oxígeno ante la presencia de sus familiares frente al geriátrico situado en avenida de los Incas 3093.



El establecimiento tenía una población de 33 ancianos, 10 de los cuales fueron retirados el domingo, y siete esta tarde, mientras que los restantes 16 fueron trasladados esta noche.

Mientras tanto, el abogado Ignacio Trimarco dijo a Télam que mañana se presentará como querellante en la causa de un grupo de familiares y radicará una denuncia por abandono de persona y propagación de una enfermedad contagiosa contra los propietarios, los médicos y el Estado, porque “estaban anoticiados de que había un caso positivo. Llamaron el viernes al 144 y no hicieron nada”, enfatizó.

Una médica a cargo del geriátrico dijo que “esta situación era conocida por el gobierno de la Ciudad, nos comunicamos con ellos todo el tiempo y hoy tuvimos los resultados positivos de los hisopados, nos dijeron que teníamos que derivar a los pacientes a obras sociales pero ninguna lo quería recibir, pero no tenemos personal porque nadie quería venir a trabajar aquí”.

Indicó además que “nos prometieron que nos iban a mandar a personal calificado” y afirmó que “no fue abandono de personas, teníamos a la cocinera afectada, el tema es que no tenemos personal”.

Susana. familiar de una anciana que fue derivada y esta internada en terapia intensiva en otro centro de salud, aseguró en declaraciones televisivas que “el tema se sabía desde la semana pasada, el miércoles se confirmó que la cocinera había dado positivo de Covid y el sábado me confirman que mi mama también había dado positiva”.



“Cuando la ambulancia llegó el único que estaba a cargo era un enfermero que tenía Covid-19, confirmado por el propio gobierno de la Ciudad. Estaba junto a un chico de mantenimiento llamado Fernando, no había ninguna asistencia profesional sabiendo que los ancianos tenían Covid”, refirió la mujer.

Luis Megyes, dueño del geriátrico, dijo a la prensa que “esto parece kafkiano”·y añadió: “Le manifestamos al gobierno porteño la situación y nos contestaron que no era posible aislarlos fácticamente, Nosotros estábamos desesperados porque no teníamos personal”.

“Teniamos siete empleados en distintos centros de salud afectados por coronavirus, no podían venir a trabajar”, aseguró otro empleado que se hizo presente esta noche mientras trasladaban a los ancianos.

Megyes destacó además que “no estábamos en la clínica porque sabíamos que venían la gente del Same a trasladarlos, lo estuvimos llamando todo el fin de semana para que vinieran porque no podíamos aislar a los ancianos ni teníamos personal para atenderlos” y afirmó que sobre “esta situación estaban al tanto los familiares”.

En el geriátrico estaban alojadas esta noche 19 personas, 16 ancianos y tres empleados, que según fuentes sanitarias fueron derivadas a distintos hospitales, de acuerdo con la obra social que cada paciente disponga.

Desde el PAMI, por su parte, confirmaron a Télam que este geriátrico no forma parte de su red de prestadores.

La Policía agregó que de esa residencia se habían retirado el pasado domingo, 10 de los 33 abuelos que integraban la población.

“En el día de ayer concurrió al lugar personal de Salud de la Ciudad y realizó exámenes a los 23 internos y a cuatro auxiliares, dando resultado positivo de Covid-19 en seis abuelos y un enfermero”, explicó el parte policial.

Y agregaron que “por esta razón, se retiraron ese mismo día de la residencia dos abuelos sin síntomas y quedaron dentro del mismo 19 internos y los cuatro auxiliares”.



En su web, el geriátrico afirmó que dispone de “atención médica especializada, servicio de emergencia y de enfermería las 24 horas, sala de rehabilitación y kinesioterapia, dotada con equipos de gimnasia pasiva”.

Además, informa que ofrece a los abuelos allí alojados servicios de “Psiquiatría, Gerontolología y Psicología; lavado y secado de ropa de cama y uso personal, servicio de e-mail e internet y ascensor con acceso a todos los niveles sin necesidad de usar escaleras. Ademas, salón de belleza, peluquería, manicura y podología y salidas organizadas por equipos de profesionales”.