Tras la llegada del COVID-19, las personas continúan modificando ciertas costumbres mientras la pandemia se supera. El distanciamiento social se ha hecho efectivo en todos los aspectos y la intimidad sexual también se ha visto afectada para muchas personas que están solas.

Ante esta situación, una recomendación del gobierno y expertos ha sido el sexo virtual. Sin embargo, en toda práctica de este tipo proteger la privacidad del contenido, la identidad y los datos personales es fundamental. Esta actividad tiene asociados riesgos tecnológicos de los cuales muchas personas pueden no estar al tanto al momento de practicarlo.

Por eso le dejamos una serie de pasos básicos a tener presentes en estos casos:

  1. El primer paso es tener presente si
    queremos o no revelar nuestra
    identidad con la(s) persona(s) que lo
    practiquemos. En caso de no querer
    compartir nuestros datos personales,se
    recomienda:
  2. Registrarse con una cuenta de mail
    no relacionada con tu identidad, una
    cuenta diferente a la que utilizas en redes
    sociales, trabajo, etc. Existen servicios de
    mail anónimos donde las cuentas se crean
    por un tiempo determinado.
  3. No divulgar número privado de
    teléfono ni utilizarlo para registrarte e
    iniciar sesión o acceder al servicio de
    video.
  4. Utilizar el navegador en modo
    anónimo o incógnito para ofuscar la
    dirección de internet desde donde estás
    accediendo.
  5. Validar tener desactivado el geo-
    localizador (geotagging) de las fotos y
    videos a compartir.
  6. Desactivar el permiso “compartir la
    ubicación geográfica” a la aplicación o
    sitio web.
  7. Hay aplicaciones de mensajería que
    permiten el autoborrado de los
    mensajes y/o video, tales como
    Telegram o Signal. Igualmente, es
    importante tener en cuenta que nada
    impide que se filme desde otro dispositivo
    o se capture la pantalla.

Algunas consideraciones adicionales:

Evitar utilizar dispositivos laborales para
tener sexo virtual, ya que posiblemente cuenten con herramientas y controles de seguridad que podrían atentar contra tu
privacidad. Además, de estar violando los términos y condiciones de uso de esta tecnología provista por el empleador.

Es imprescindible mantener la higiene digital de los dispositivos electrónicos que utilizamos para evitar que sean vulnerados por ciberataques que buscan robar información, esto se logra al mantener los sistemas operativos actualizados e instalar software de
seguridad en ellos.