Temperley, que arrancó ganando con un hermoso gol de Mauro González a los 12 minutos del primer tiempo, empató 1 a 1 en un flojo partido durante el que hubo incidentes entre la parcialidad local, correspondiente a la decimoséptima fecha de la Zona A de la Primera Nacional de fútbol.

Aldo Araujo, a los 32 minutos de la segunda mitad, igualó con un disparo cruzado un partido que estuvo suspendido desde los dos a los diez minutos de la etapa inicial por incidentes en la hinchada de Chicago, donde hubo heridos de arma blanca.

Apenas comenzado el partido se produjeron serios incidentes en la tribuna de Chicago, lo que obligó al juez Mario Ejarque a parar el partido durante ocho minutos, hasta que la policía porteña le dio garantías para poder continuar.

Tras la reanudación, a los 12 minutos en una buena maniobra de ataque de Temperley, Mauro González, de cabeza, tras un centro de Nicolás Messiniti, puso el 1 a 0.

El Gasolero cuidó la ventaja y no pasó sobresaltos ante la desesperación de Chicago, que recién pudo igualarlo a los 33 de la parte final por intermedio de Aldo Araujo, con un remate en el centro del área, que dejó sin reacción al arquero Federico Crivelli.

Temperley alcanzó las 27 unidades, está quinto y fuera de la zona del torneo reducido por el segundo ascenso a la Superliga de Primera División.