Aprovecharon que durante la noche no hubo luz para entrar a cometer el ilícito.

El club Gendarmería de Monte Grande fue asaltado y vandalizado este último viernes por la noche. La institución, ubicada en Ortega y Alsina, a pasos del barrio Coca Cola, perdió una importante cantidad de artículos que se utilizaban para su labor deportiva y social. 

«Lo que no se llevaron nos lo rompieron», explicó resignada una entrenadora de fútbol femenino del club. La descripción indica el panorama con el que se encontraron los miembros del club cuando llegaron el sábado por la mañana. Los delincuentes lograron ingresar vandalizando candados y cerraduras de las puertas, con la ventaja de que en la zona se había cortado la electricidad y las calles estaban a oscuras. 

Allí se llevaron dos reflectores, una freidora, una panchera, garrafas, indumentaria deportiva, pelotas, elementos de entrenamiento de fútbol y de boxeo, entre otras cosas. Lejos de conformarse con esto, rompieron puertas, ventanas, redes de arcos, baños y vestuarios. 

«Somos una comisión nueva que está haciendo mucho por el club, y esto nos deja muy mal. Destruyeron un club en el que no se le cobra nada a ningún nene para venir a entrenar», dijo el presidente del club, Emanuel Castillo, quien se encargó de realizar la denuncia correspondiente en la comisaría 1ra de Monte Grande. 

Fuente Zona Informativa