Hubo disparos entre delincuentes y policías. Cuando fueron reducidos, los vecinos quisieron lincharlos por un robo que habían cometido momentos atrás.

Dos delincuentes fueron detenidos anoche a última hora sobre la calle Santa Fe al 300, en Monte Grande, luego de asaltar a un vecino y protagonizar una fuga y tiroteo con la policía. Hay un tercer ladrón que alcanzó a escaparse y sigue prófugo. 

Todo empezó en Lavalle al 800, donde el grupo delictivo acorraló a una familia en la puerta de su vivienda. Les sacaron todas las pertenencias que llevaban consigo, entre ellas un celular. Con el GPS del smartphone la víctima pudo rastrear la ubicación de los ladrones desde que comenzaron a escaparse, y dio aviso a la policía. 

Rápidamente los móviles se dirigieron en dirección a donde indició el mapa, y se cruzaron con los malvivientes en la esquina de Santa Fe y Lavalle. Tras la voz de alto de los uniformados, los ladrones iniciaron un tiroteo, que también fue respondido con disparos por parte de las autoridades. No hubo heridos. 

Finalmente dos de los delincuentes fueron apresados y uno está prófugo. Cuando fueron reducidos por la policía, el padre de la familia víctima del robo con el que inició el caso intentó agredir a los delincuentes con un objeto contundente, pero los oficiales impidieron que ocurra. Sin embargo hubo algunos vecinos que se acercaron a golpear a los ya detenidos.