En la madrugada del miércoles un camión de gran porte derribó el tendido eléctrico sobre la calle Alem al 1000, entre Berasain y Legarreta, incidente que causo graves perjuicios a los vecinos de esa zona.

Hay muchos comercios sin electricidad que se vieron obligados a mantener sus persianas bajas, o que abrieron pero no pueden operar.

“Llamamos a Edesur todos, varias veces, y no recibimos respuesta. Esto nos perjudica mucho a todos, y que ni siquiera te contesten es una falta de respeto”, explicó uno de los vecinos afectados esta mañana.

“Los más afectados son los comercios. La carnicería tiene heladeras y puede perder la mercadería. Es llamativo que llevemos más de 24 horas sin luz y no tengamos ninguna respuesta”, agregó Miguel, otro de los vecinos perjudicados.  

En la cuadra también hay una inmobiliaria que sin electricidad no puede trabajar al no tener acceso a computadoras e internet. También el dueño de una barbería lindera, Pablo, se mostró indignado por la situación: «Llamé varias veces a Edesur y al ENRE, pero nada. Ya gasté dos bidones de nafta para el grupo electrógeno pero es carísimo, no se puede estar así». 

Informe de Zona Informativa