Dos mujeres fueron asesinadas ayer en distintos hechos ocurridos en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, y en uno de los femicidios, el sospechoso se suicidó tras el crimen, mientras que en el otro quedó detenido el presunto autor, informaron fuentes policiales.

El primer caso ocurrió en una casa ubicada en la calle General Alvear al 2900 entre Los Tulipanes y Las Calas, de la localidad de Monte Grande, en el mencionado distrito de la zona sur del conurbano.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho fue descubierto esta mañana por la hija de un matrimonio compuesto por Susana Beatriz Ramírez (47) y Jorge Ramón Varela (50).

La joven de 24 años encontró muerta a su madre que estaba acostada en la cama matrimonial boca arriba, mientras que a su padre lo halló colgado de una soga en el garaje del inmueble.

De inmediato, en medio de una crisis nerviosa, la chica alertó sobre lo que acababa de encontrar a efectivos de la comisaría 1ra. de Monte Grande, tras lo cual también llamó a su hermano, que no vive en el lugar.

Según declaró la hija a los investigadores, su padre que trabajaba como fletero la pasó a buscar anoche por el instituto en el que estudia, cenaron con su madre y se fueron a dormir.

La joven aseguró que en ningún momento escuchó ruidos ni en la habitación de sus padres, situada en la planta alta, ni en la de ella que está en planta baja.

En tanto, el médico legista estableció que la mujer tenía manchas de sangre en el rostro y algunos golpes en la espalda, aunque la principal hipótesis es que fue asfixiada.

Los peritos secuestraron en la escena del crimen las prendas de vestir de la víctima, ropa con sangre que había en la habitación, un cuchillo de cocina que estaba en el baño y los teléfonos del matrimonio.

Un vocero afirmó a Télam que si bien los hijos de la pareja dijeron que no había antecedentes de violencia de género, los pesquisas determinaron que la mujer se había practicado un bypass gástrico y que Varela estaba «deprimido» y celoso porque sospechaba de una supuesta infidelidad.

En tanto, el otro femicidio se registró esta madrugada en una casa ubicada en Lozano al 1100 de la localidad de 9 de Abril, partido de Esteban Echeverría.

Las fuentes relataron que la víctima, identificada como Ana Graciela Robles (40), fue atacada a fierrazos en la cabeza por su novio, llamado Jorge Javier Anglada (41), mientras le decía que la iba a matar.

Personal policial arribó al lugar alertado por vecinos y se entrevistó con la mujer, quien contó lo sucedido y fue trasladada al hospital Santamarina de Monte Grande, donde fue atendida y dada de alta.

Los efectivos aprehendieron al sospechoso, el cual fue imputado por la fiscal Carina Galcznaky, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada en Esteban Echeverría, por el delito de «lesiones y amenazas».

Sin embargo, un hermano de Robles quiso despertarla esta mañana pero como no respondió llamó a una ambulancia y los médicos constataron que había fallecido.

Los investigadores establecieron que no había denuncias por violencia familiar pero los vecinos dijeron que eran comunes las peleas.

El médico legista comprobó que la mujer tenía escoriaciones en algunas partes de su cuerpo, aunque las causas de la muerte se determinarán en la autopsia que se realizará mañana en la morgue judicial de Lomas de Zamora.

Policía Científica secuestró en la vivienda dos pedazos de palos de escoba y una varilla de unos 50 centímetros para que sean sometidas a peritajes.

No obstante, la fiscal Galcznaky recaratuló la causa como «homicidio agravado», que prevé la pena de prisión perpetua, y el acusado quedó alojado en la comisaría 3ra. de Transradio.

Telam