Militantes de movimientos sociales que montaron un campamento de 48 horas en la avenida 9 de Julio fueron reprimidos por la Policía de la Ciudad esta tarde, con palos y gases lacrimógenos.

El Polo Obrero, Barrios de Pie y otras organizaciones sociales iniciaron hoy a las 15, y por dos días, un acampe frente al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que conduce Carolina Stanley, en demanda de la «emergencia alimentaria» y aumento en los subsidios, entre otros puntos.

Los incidentes comenzaron cuando los manifestantes pretendían interrumpir el Metrobús, que igualmente quedó cortado transitoriamente, mientras otras agrupaciones marchaban hacia Plaza de Mayo para manifestar también los reclamos.

Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero, denunció que la policía «tenía orden de reprimir» y confirmó que «hay dos detenidos y compañeros en el hospital».

Tras las escaramuzas, la policía estableció un vallado para mantener libres los andariveles del Metrobús y permitir la circulación de los colectivos.