El plenario de delegados de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) decidió un nuevo paro general en las seis líneas del servicio y el Premetro para el jueves entre las 5.30 y las 10.30, en demanda de la incorporación de personal en las nuevas estaciones de la línea E, informó el dirigente Roberto Pianelli.

«El plenario decidió continuar y profundizar el plan de lucha en la actividad ante la absoluta ausencia de respuestas positivas a los reclamos gremiales, por lo que los trabajadores adoptaron otra vez medidas de autodefensa en las seis líneas y el Premetro», señaló esta tarde en un comunicado el secretario de Prensa, Enrique Rositto.

La organización sindical, conducida por Pianelli y el adjunto Néstor Segovia, indicó que fueron nueve «las fallidas audiencias mantenidas en la Subsecretaría de Trabajo de la ciudad con la concesionaria Metrovías y Subterráneos de Buenos Aires (Sbase)».

Rositto aseguró que «el fracaso de esos encuentros motivó diversas medidas de autodefensa y difusión, aunque tampoco hubo respuestas ni solución alguna».

Los delegados ratificaron el paro de cinco horas en todas las líneas y el Premetro y señalaron que desde la inauguración de la extensión de la línea E «no se incorporó a boleteros en las estaciones Catalinas y Correo Central Norte», por lo que exigieron «el cumplimiento de los acuerdos que determinan ese requisito en esos espacios».

«Los actuales problemas en varias líneas y en el Premetro en general, y en la E en particular son parte de la desidia y abandono de los trabajadores por parte del macrismo a nivel nacional y del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en Capital Federal», afirmaron.

Los representantes de base exigieron el respeto por «esos acuerdos» y la declaración de «la emergencia en la línea E a partir de las pésimas condiciones de los trenes, que se incendian en ocasiones y tienen todos más de cinco décadas de antigüedad».

Luego del jueves, nuevas asambleas en las cabeceras determinarán la metodología de la prosecución del plan de acción de no haber aún «respuestas concretas», señaló Rositto.