La Policía de la Provincia de Buenos Aires identificó y detuvo a un joven de 19 años, conocido como “Maña”, quien se presentó en el hospital de Ezeiza con cuatro impactos de bala, inventaron que lo habían querido robar, pero finalmente se descubrió que era buscado por el crimen del sodero José Horacio Cárdenas, ocurrido el pasado 11 de mayo, y por el asesinato de un joven en un ajuste de cuentas el pasado 15 de julio.

La investigación y la detención estuvieron a cargo de los efectivos de la Departamental Almirante Brown.
“Ingresó a la guardia con cuatro disparos de arma de fuego junto con su suegra, quien dijo que le habían querido robar, pero su testimonio nunca fue creíble”, dijo uno de los investigadores, quien indicó que “no se sabe aún en qué circunstancias recibió los impactos de bala”.

Tras identificarlo, se logró determinar que era buscado por participar del crimen del repartidor de sodas, junto a otros varios sujetos que permanecen detenidos conocidos como “Los Gomorras”.

Además, está acusado de asesinar a un joven de 19 que se llamaba Miguel Espinoza, cuyo cuerpo fue encontrado con varios disparos el 14 de julio en el Camino de Cintura y Alvaros de Esteban Echeverría, en un ajuste de cuentas.

De acuerdo a la pesquisa, “Maña” también tenía pedido de captura por sustraer una moto marca Ducati color roja a un vecino de El Jagüel, robo que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la vivienda de la víctima. Por este hecho, su cómplice también fue aprehendido.

Según se explicó, el detenido se encuentra internado debido a las heridas de bala, fue intervenido quirúrgicamente y se espera su evolución.

Intervienen la UFI N° 1 y 2 Descentralizada de Ezeiza y  el Juzgado de Garantías N° 2 del mismo Fuero Judicial.