Docentes bonaerenses denunciaron falta de gas, de estufas y de cupos en comedores escolares e informaron que las escuelas reciben un monto de apenas 24 pesos por alumno, lo que consideran insuficiente «para garantizar la buena alimentación».

La Secretaria General Adjunta de Suteba, Silvia Almazán, destacó que a pesar de que los estudios realizados por instituciones como la UCA, que muestran que «la mitad de los chicos están por debajo de la línea de la pobreza, y solo recibe el Servicio Alimentario Escolar (SAE) un tercio de la matrícula».

«Necesitamos al menos 500.000 cupos más en comedores escolares. También hay que tener en cuenta que las escuelas secundarias no brindan SAE, y hoy en día muchos de sus estudiantes necesitan comer», relató Almazán en rueda de prensa en la Ciudad de Buenos Aires.

El secretario de Suteba, Roberto Baradel, aseguró que «hoy miles de chicos no tienen ni calefacción ni comedores escolares. Realizamos un pequeño relevamiento y en solamente 20 distritos hay 417 escuelas afectadas, lo que perjudica a más de 200.000 alumnos. Los Frazadazos convocados por los estudiantes son una muestra clara de lo que están atravesando».