Un joven fue asesinado de 4 tiros a manos de dos motochorros al resistirse a ser despojado de su auto, en un cruento suceso ocurrido  Monte Grande.

La víctima había querido evitar el robo defendiéndose con el cricket del auto, pero uno de los maleantes le disparó sin piedad.

El muchacho se encontraba en la puerta de la casa de su novia, quien salió desesperada a tratar de ayudarlo cuando agonizaba en plena calle.

De acuerdo a lo que se pudo averiguar el episodio tuvo lugar pasadas las 22 del viernes 24 de mayo de 2019 en la calle Juan de Garay al 300, entre Azcuénaga y Rodríguez, del citado distrito del partido de Esteban Echeverría, a 28 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires.

Fue en ese momento cuando un joven mecánico, identificado como José Luis Furt, de 32 años, montaba en su Peugeot 106 luego de visitar a su novia, identificada como Cintia Lizarro, en la casa de ella, cuando fue interceptado por dos marginales a bordo de una moto. A punta de pistola, exigieron la entrega del rodado, a lo que el muchacho, en un acto reflejo, atinó a defenderse con el cricket del coche.


Según contaron vecinos del lugar a este medio “el chico logró poner en fuga a los motochorros, que siguieron hasta la esquina, pero ahí pegaron la vuelta y regresaron como con bronca. El que estaba detrás, como acompañante, sacó la pistola y le pegó 4 tiros. Uno de los balazos dio en el esternón, al parecer como nos dijeron y ése fue el que lo mató”.


Sin robar nada y con la víctima gravemente herida, los malvivientes escaparon a la carrera en la moto de alta cilindrada. Para agregar un condimento aún más dramático a un hecho por demás conmocionante, el joven baleado, a quien le decían “Polaco”, arrancó el auto y atinó a perseguir a los ladrones, pero sólo recorrió poco más de una cuadra y se desvaneció sobre el volante.


“Escuché los tiros y salí corriendo. Fue todo muy rápido. Lo que pude ver fue a un vecino subiendo al chico herido a una camioneta Berlingo, porque la ambulancia tardaba mucho en venir. Después nos contaron que el joven murió rumbo al hospital. Otra vida que se lleva la inseguridad”, relató una habitante del lugar, visiblemente consternada.


El episodio sacudió a los habitantes del lugar, que presenciaron el momento en que la novia del joven asesinado, se acercó al lugar. “La chica vive en la otra cuadra de donde apareció el auto, y llegó instantes después de que se escucharan los disparos. A los gritos decía ‘me lo mataron, hijos de puta, me lo mataron’. Fue un momento terrible porque ella no paraba de llorar”, contó una vecina.


Mientras efectivos de la Policía Científica, hasta bien entrada la madrugada de este sábado, hicieron pericias en el auto de la víctima (que en el video que ilustra la nota todavía estaba en marcha y con las luces encendidas) con el fin de recolectar cualquier tipo de prueba que permita dar con los hampones, los vecinos mostraron su pesar por el episodio y expresaron su indignación por la sucesión de episodios de violencia e inseguridad en la zona.


“No es la primera vez que ocurre algo así por acá y podemos asegurar que esto no da para más. No se puede salir tranquilo a la calle que no sabés qué te va a pasar”, manifestaron los pobladores del barrio.


Información 56 en Linea