Una jubilada de Longchamps fue golpeada brutalmente por unos ladrones que entraron a robar a su casa y le desfiguraron la cara a golpes.

El hecho ocurrió en una vivienda del barrio Los Altos donde Aurora, de 83 años, se encontraba durmiendo. En ese momento, unos sujetos ingresaron por la fuerza y la atacaron brutalmente con golpes en el rostro.

Los ladrones escaparon con un televisor plasma 14 pulgadas y una garrafa de 10 kg. Los delincuentes continúan prófugos.