La próxima semana se verán afectados una importante cantidad de servicios por los paros convocados para el 30 de abril y 1 de mayo por distintas centrales obreras.

En el caso de los trenes, la mayoría de los gremios ferroviarios anunciaron que sólo se sumaran a la protesta dispuesta para el Día Internacional de los Trabajadores en demanda de la eliminación o modificación de la aplicación del impuesto a las Ganancias sobre los salarios, por lo que ese día el personal «no prestará servicios» en las empresas. Se prevé que el 30 de abril haya un funcionamiento normal en la mayoría de las líneas ferroviarias.

Los titulares de la Unión Ferroviaria (UF), Sergio Sasia, del Sindicato de Conductores de Trenes La Fraternidad, Omar Maturano, y de la Asociación de Señaleros de Ferrocarriles Argentinos (ASFA), Enrique Maigua, puntualizaron en un comunicado de prensa que esas organizaciones acatarán «la resolución adoptada por la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y no prestarán ningún servicio el 1° de Mayo».

«No habrá ningún tipo de servicios ferroviarios en demanda de la revisión de Ganancias, en especial de algunos de los rubros sobre los que se aplica y, los trabajadores, tomarán el feriado nacional y no concurrirán a cumplir tareas», destacaron los dirigentes.

«El presidente Mauricio Macri incumplió su promesa de campaña. Los gremios exhortan a los trabajadores a no presentarse a cumplir tareas y a hacer uso del feriado, que es su derecho. Todos cobrarán el día de manera normal, como lo garantiza la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT)», puntualizaron los sindicalistas.

Por último, aclararon que los servicios serán «normales y habituales» el martes 30, ya que la CGT -el órgano máximo de conducción- «no dispuso para ese día ninguna protesta».