Cicop encarará una medida de fuerza por 48 horas, mientras que desde la AJB lo harán por 24 horas

Si bien el gobierno de María Eugenia Vidal cerró un frente muy importante al lograr acordar la paritaria con los docentes, ahora les resta los demás trabajadores estatales, quienes reclaman ser convocados a paritarias. Es por eso que la semana comienza con paro para los médicos y judiciales bonaerenses.

Por no ser convocados a discutir salarios, los médicos enrolados en Cicop definieron un paro de 48 horas, mientras que los judiciales encararán uno de 24 horas.

Los trabajadores de la Salud reclamaron al gobierno de Vidal que no fueron convocados “nuestra paritaria específica, la que se enmarca en la Ley 10471. Después de haber incumplido el acuerdo de noviembre de 2018, que establecía claramente el compromiso de presentar no sólo una nueva propuesta salarial en el mes de diciembre, sino también a darle continuidad al tratamiento de los temas no resueltos, la dilación del gobierno es inadmisible”.

“Los salarios pierden, día a día, poder adquisitivo. Así, al desmedro sufrido por el no cierre de 2018 se le suma la afectación de este primer trimestre de 2019, donde la inflación alcanzó la escandalosa cifra de 11,8 %”, manifestaron. Al mismo tiempo señalaron que la situación “tiene a la gobernadora Vidal y a su Ministro Andrés Scarsi como responsables políticos de la crisis en que está sumido el sistema público de Salud bonaerense”.

Es por eso que manifestaron que entre sus reclamos, “que incluye también la situación previsional y las medidas relativas a políticas de género, nos preparamos para llevar adelante un paro de 48 horas en la semana que se inicia”. Y agregaron: “el miércoles 24 acompañaremos la actividad que se realizará en el Hospital Posadas. El jueves 25 nos movilizaremos al Ministerio de Salud provincial para expresar fuertemente, con el mayor número posible de compañeros y compañeras en la calle, que si no hay respuestas a los planteos, el conflicto no hará más que profundizarse”.