Se trató de la refacción integral del quirófano para mascotas del Centro de Zoonosis, que implicó la renovación de las instalaciones de agua y electricidad, y la ampliación de la sala pre-quirúrgica.

Asimismo, la obra ejecutada comprendió el reemplazo de las mesadas y bachas; la colocación de una puerta de acceso más amplia; mejoras en los sectores de atención y sala de espera; y la incorporación de nuevo mobiliario.

Los trabajos son de gran importancia, ya que en este Centro de Zoonosis, ubicado en San Pedrito y Pablo Pizzurno, Monte Grande, se realizan más de 50 castraciones por día.