La joven de 19 años confesó el crimen cuando en el Policlínico de Monte Grande descubrieron que tenía restos de placenta en el vientre17 de abril de 2019

Un aberrante hecho ocurrió este martes en la localidad bonaerense de Adrogué. Una joven de 19 años dio a luz en su vivienda y luego arrojó a su hijo en una cámara séptica. Fuentes de la investigación creen que el bebé murió ahogado.Por el crimen, la mujer se encuentra internada con custodia policial.

El hecho trascendió a partir de la confesión de la joven, identificada como Angélica, quien se había dirigió al Policlínico Municipal Sofía Terrero de Santamarina de Monte Grande, partido de Esteban Echverría. Allí personal médico descubrió que la paciente tenía restos de placenta en el vientre.

Según informaron voceros de los tribunales de Lomas de Zamora al canal de noticias Crónicala mujer reveló que había tenido un parto casero en su humilde vivienda del barrio Malvinas Argentinas en Adrogué, y que luego decidió arrojar al recién nacido en una cámara séptica de la propiedad.

Desde el centro de salud inmediatamente denunciaron el suceso y personal policial se dirigió al inmueble de la joven situada en la calle José Ingenieros al 100, entre avenida Pedro Suárez y Eustaquio Díaz Vélez, donde corroborraron la terrible confesión: hallaron muerto al bebé. Estiman que falleció ahogado en la cámara séptica.

Por el crimen cometido la Justicia determinó que la mujer de 19 años permanezca detenida e internada, con custodia policial en el Policlínico de Monte Grande.

La causa caratulada como “Homicidio agravado por el vínculo” quedó a cargo de la fiscal Marcela Alejandra Juan de la UFI 16 de Lomas de Zamora.