Esto se debe al hecho de violencia que sufrió un trabajador de la empresa, el día lunes, por parte de cuatro sujetos que estaban alcoholizados. Los agresores, quienes viven en las inmediaciones del barrio La Victoria, le propinaron varios golpes y  un puntazo en su omóplato izquierdo. Esto derivó en un paro por 24 horas en las tres líneas de colectivos. 

Los delegados de la empresa de colectivos se reunieron con miembros del municipio y la cúpula policial resolvieron intensificar los operativos de seguridad en las cabeceras y recorridos.