En grupos de padres circulan mensajes advirtiendo que la figura terrorífica aparece sorpresivamente en videos infantiles publicados en distintas plataformas digitales.

En las últimas semanas el “Momo Challenge”, o “Reto Momo”, un peligroso desafío virtual que se popularizó el año pasado entre adolescentes de todo el mundo a través de WhatsApp, generó una nueva alerta entre padres. Esta vez, el virus volvió recargado, debido a que existen denuncias de que aparece oculto en videos infantiles a través de distintas plataformas digitales.

Las advertencias circulan principalmente en distintos grupos de WhatsApp de padres y madres. Allí se mencionan presuntos videos que circulan en YouTube Kids donde, a la mitad de una canción infantil o dibujo animado, aparece la figura terrorífica del Momo, que instiga a que los chicos a autolesionarse y agredir al entorno familiar.

La situación se repite en otros lugares. Según las denuncias, en distintos videos infantiles que circulan por las redes sociales se observa al personaje del Momo, con su sonrisa siniestra, surgiendo sin previo aviso, haciendo apología al suicidio.

Los contenidos infantiles comienzan “inocentemente” como cualquier episodio común y corriente, pero a los pocos segundos -por lo general a la mitad del video y sin que nadie lo espere- se convierte en una versión alterada con violencia y lenguaje ofensivo, donde aparecen escenas del Momo incitando a lastimarse.

Ante tanta preocupación por la supuesta aparición del Momo en la plataforma de videos infantiles, Youtube expresó que no hay evidencias de que realmente haya videos con el personaje en la plataforma. Sin embargo, en su cuenta oficial de Twitter, hizo hincapié en la importancia de que los padres estén atentos a lo que miran los niños y denuncien cualquier contenido inapropiado.

“Estamos siempre atentos para proteger a nuestros usuarios y cumplir con las Normas de la Comunidad. Si ves videos que incluyen desafíos dañinos o peligrosos en YouTube, ¡Repórtalos de inmediato!”, pidió la famosa plataforma.

De todos modos en escuelas de otros países, como España o Inglaterra, las sus autoridades ya presentaron denuncias y varios padres expresaron su alarma por los contenidos que sus hijos están viendo en la web.

Cómo prevenir

Estar atentos al uso de cualquiera de los medios de comunicación, redes sociales, juegos en línea y videos que observen niños y niñas.

Ayudar a niñas y niños a configurar las opciones de privacidad y de geolocalización.

Verificar que agreguen como contactos solo a personas conocidas.

Evaluar junto a ellos los mensajes o pedidos de amistad de desconocidos, porque puede ser una trampa.

Hablar sobre la importancia de no reenviar información personal y fotos a personas que no son de su entorno habitual.

Advertirles que no ingresen en páginas que desconocen y recomendarles que sólo descarguen aplicaciones en sitios web oficiales.

Estar atentos a cambios bruscos en el carácter o en sus hábitos. Pueden estar siendo víctimas de delitos.

En 2018 el “desafío” Momo se convirtió en un fenómeno que causó preocupación a nivel global. El reto consistía en agregar un número de teléfono en WhatsApp y entablar una conversación con la persona que se encontraba detrás de ese número. Allí, supuestamente, un usuario llamado Momo, incitaba a niños a autoflagelarse e incluso suicidarse.

El último caso data de la semana pasada en la ciudad de Miami, donde un niño peruano de 11 años se quitó la vida. Sus padres aseguran que notaron cambios de actitud en él, pero desconocían del supuesto contacto del niño con “Momo” como refieren muchos sitios en línea, escritos y mensajes viralizados de whatsapp.