Condenado por abuso sexual agravado, existe una orden judicial para que se le tome una muestra de ADN y se lo incluya en el Registro Nacional de Datos Genéticos

El cura Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por abuso sexual agravado de menores se negó a que le extrajeran una muestra de ADN para que sean incluidos en el Registro Nacional de Datos Genéticos. 

La medida que había sido dispuesto por el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Morón a través de una resolución firmada por los jueces Claudio José Chaminade y Mariana Maldonado.