Tal como se esperaba, los gremios docentes de la provincia de Buenos aires rechazaron el 15% de aumento salarial que ofreció el gobierno de María Eugenia Vidal en el marco de la primera reunión paritaria del año.
 El incremento rechazado es sin la cláusula gatillo exigida por los docentesy contempla un pago extra por única vez de 4.500 pesos para los maestros titulares que no faltaron durante el ciclo lectivo 2017.
El aumento fue planteado en tres cuotas: 5 por ciento en enero, 5 por ciento en mayo y 5 por ciento en septiembre. En cuanto al plus de presentismo se aplicaría de manera porcentual según la asistencia a clase.El encuentro se realizó en La Plata con cinco de los gremios que representan a los maestros.
 En cambio, a los representantes de ATE y Soeme, que el año pasado habían participado de la negociación, no les permitieron ingresar.Por parte del Gobierno, estuvieron presentes el Director General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny, el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, el de Asuntos Públicos, Federico Suárez y el subsecretario de Política y Coordinación Económica del ministerio Economía, Damián Bonari.